Brez

 

Brez t.c.c. Carlos Alberto Álvarez Santillana es un productor, beatmaker y rapero de Coacalco en el Estado de México. Fue miembro del crew de hip hop Summer Madness, desde su fundación en 2017. Sus primeros trabajos salieron en beat tapes como Etat Second Loops Vol. 1 (Ritmos Gordos), The Beat Tape ( Beatmaking MX), Nu love waves (Futurable) y más recientemente en Cobeattape 19 ( Recopilatorio de Ruido Lofi). También estuvo a cargo de la musicalización de la primera temporada del prestigioso canal de sneakers Laced Up. Su discografía empieza con su ópera prima denominada Umbral (2018), seguida de Impresiones del Cosmos (2020) e IDC Instrumental (2021). Lo cual fue suficiente para integrarse a las filas de Sonido Líquido Crew, aunque anteriormente ya había colaborado con Rodrigo Tovar t.c.c. Doctor Destino en De patios vacíos y corazones rotos (2020) con un track llamado Dispuesto a olvidar en el que podemos apreciar su lírica introspectiva y sin lugares comunes, que en ocasiones incluso llega a coquetear con lo poético. También colaboró con DJ Freak y Bruno Grasso en Mix Gourmet Vo. 1 (2021), un proyecto innovador desde su concepción. Además, actualmente se encuentra trabajando en un maxi sencillo con Led Serrano t.c.c. Zaque, t.c.c. Pedro Pe, fundador de Sonido Líquido Crew.

 

Cuando Carlos tenía ocho años, sus hermanos ya eran adolescentes y escuchaban rock en español, “pero en el México el rock en español mezclaba muchos géneros, podías oír desde Soda Estéreo o los Amigos invisibles hasta Illya Kuryaki and the Valderramas, recuerdo que eso último es lo que me llamó la atención” recuerda el beatmaker. Además, agrega: “Me di cuenta de que lo que me gustaba y llamaba más la atención era cuando había rap. A nivel musical, los beats y breaks me cautivaban. Aunque a los once años me deslindé del gusto de mis hermanos y empecé a escuchar cosas como Cypress Hill, Deliquent Habits, Snoop Dog, Dr. Dre y Eminem”. También fue en este tiempo, que sin siquiera conocer el término, empezó a diggear. En sus palabras “Mis hermanos consumían mucha música en tianguis y llegué a ir con ellos muchas veces. Me quedaba en la parte de rap, agarraba discos aleatoriamente, sin saber nada, me fijaba en las portadas. Si ponían algo que me gustaba lo pedía. En ese entonces no lo sabía pero lo que más me gustaba era el hip hop de Nueva York. Sampleaban mucho jazz, soul y funk, ese era el sonido que me agradaba, aunque no tenía idea de qué era el jazz o ninguno de esos géneros”. Fue en ese tiempo que también asumió el nombre de Bres, primero con “s” porque hacía graffiti; luego cuando empezó a interesarse en hacer freestyle, lo escribió con “z” porque le parecía mucho más rapero. Para entonces ya había integrado a sus gustos musicales cosas de Biggie, Nas, The Roots, Common y Wu Tang Clang.

 

Con respecto a la lírica, Brez empezó a escribir sus primeras rimas entre los once y los doce años, pues sentía la necesidad de contar su historia. Además le atraía la libertad con la que los raperos usaban el lenguaje, ya que en sus palabras “el género es muy honesto”. Al principio rapeaba en su habitación, solo y a capella. Luego a los quince años le dio curiosidad grabarse para descubrir cómo sonaba él en un beat, pero no quería robarse los beats de nadie y eso lo llevó a incursionar en el beatmaking. En sus palabras “Recuerdo que teníamos una compu con Windows 98 y que mi papá tenía un catálogo de CDs que vendía. Así fue como conseguí un software llamado Acid Music de Sony y empecé a hacer mis primeros loops. No había internet para ver tutoriales, yo sólo le picaba y exploraba qué podía hacer. Como no tenía nadie que me enseñara, me tardé un tiempo en entender cómo hacer un sample. Después aprendí a loopear samples y ponerles baterías. Esos fueron mis primeros beats. Recuerdo que agarré pianos de A Love Supreme de Coltrane, le metí unos drums y ya. En ese entonces ya tenía más idea sobre el jazz”.

 

Para su sorpresa, descubrió que la producción le gustaba más que el rapeo. Hasta este momento Brez había pasado años adquiriendo habilidades en solitario. Cual lobo estepario, buscaba, sampleaba y hacía música, escuchaba lyrics y escribía las suyas. Pero cuando cumplió dieciocho años, empezó a conocer a otras personas interesadas en el rap debido a las peleas de gallos de Red Bull. Aunque tampoco se sentía del todo identificado, ya que había diferencias en cuanto gustos musicales e intereses, según él “Yo quería hablar de otros grupos e historia del hip hop, pero la banda sólo quería rapear”. Sin embargo, no tardaría en estar acompañado ya que durante los siguientes dos años conoció a Apolowar, Lavel One, Rappyng, Blacksource y Q máster Weed, con quienes fundaría Summer Madness. Al respecto Brez comenta “Coincidíamos en conciertos y evento de artistas. En 2017, estábamos en una fiesta de Lado B, cuando Apolo dijo “hay que llamarnos Summer Madness” por el track de Kool And The Gang que nos gustaba poner en nuestras reuniones. Apolo y yo ya habíamos platicado de hacer un crew porque queríamos sacar cosas juntos”.

 

Seis años antes de la fundación de Summer Madness, Brez conoció a Zaque. Él lo explica diciendo “Según yo ya tenía algo que grabar y como SLC era lo que a mí me gustaba le mandé un mensaje a Led por FB y para mi sorpresa me contestó. Le envié beats y demos. Me invitó a su casa y recuerdo que ahí estaba también Doctor Destino. Pusieron mis beats y Led me dijo muchas cosas bien fundamentadas. Me decía “eso está mal mezclado”, “tal cosa está muy arriba”. Casi nadie hace eso y para mí fue muy motivador”. En ese encuentro Led le dejó claro que a pesar de no estar listo para sacar algo con él, podía ayudarle a grabar. Además le regaló un controlador MIDI. En retrospectiva ese encuentro fue un atisbo de lo que estaba por venir.

 

En 2018, Brez decidió estrenar su crew con el lanzamiento de Umbral (2018). “Ahí me compré mi micro porque ir con Led era a veces complicado por la distancia y eran muchos tracks. Así empezó mi aventura de grabarme, editar, mezclarme y producirme. Fue muy emocionante porque yo tenía todo el control“. Umbral (2018) fue una experiencia de aprendizaje y pese a no tener un lanzamiento en forma, logró llamar la atención de los escuchas de hip hop. Además lo preparó para brillar en Impresiones del cosmos (2020). De acuerdo con el productor “Impresiones fue el proyecto con el que me hubiera gustado empezar mi discografía. Quería hacer las cosas bien y ya tenía la experiencia de producirme, pensé que tenía que subir la vara. Debía mejorar en todos los sentidos, beats, raps y mezcla. Umbral (2018) e Impresiones del cosmos (2020). Los hice con el mismo equipo, un C-1 de Behringer y mi lap top vieja, pero me enfoqué en trabajar el concepto tanto a nivel sonido como en las lyrics. Quería que todo fuera muy espacial. Cuando salió tuve props de personas que ni me esperaba, como el rapero español Tremendo. Le mandé el disco sin expectativas y me mandó un video escuchando el disco. Me dijo que le había gustado todo, ese fue un punto climático en mi vida”. Además con respecto a su cambio de crew, explica: “La cuestión con SM es que seguimos siendo los mismos amigos de siempre, pero por circunstancias personales, la vida nos está llevando por diferentes rumbos. Después de Impresiones del cosmos (2020) Led me invitó a Sonido Líquido Crew y para mí es el mejor crew de México. Siento que entré en el momento que tenía que ser a pesar de conocer a Zaque desde hace años. Me gusta el ritmo de trabajo y también la competencia. Voy a aprovechar mi plaza en SLC”. Sin lugar a dudas su estilo particular de hacer beats, sus originales rapeos y sus ganas de siempre mejorar con cada producción nos darán mucho que escuchar de Brez en los próximos años.

Escrita por: Edmeé García t.c.c. Diosaloca MX

brez 1.jpeg

BREZ

Catador de los ritmos especiales

  • Facebook - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro