Bruno Grasso

 

Hazel Luna t.c.c. Bruno Grasso es un rapero originario de la alcaldía Azcapotzalco en la Ciudad de México. La primera vez que pudimos escucharlo fue en Los raps entre los dientes, el octavo track de Flow de Lujo (2017), un disco en el que Led Serrano t.c.c. Zaque se propuso unir beats más agresivos con buenos rapeos conmemorando lo que inicialmente lo cautivó del hip hop. Es interesante que el líder de Sonido Líquido eligiera trabajar con un MC que hasta ese momento era desconocido. Pero conforme escuchamos sus rimas, las cosas se aclaran: “Soy Bruno Grasso/novato promesa/ mido 1.90 de los pies a la cabeza/ peso 130 kilos pa, de rimas gruesas”. Y por supuesto el hook de la canción “Sí ya sé no soy nada decente/escupo flow de lujo y tengo raps entre los dientes”. Esto marcaría el principio de una fructífera colaboración entre el fundador de Sonido Líquido Crew y uno de sus más promisorios reclutas: Bruno Grasso, quien ingresó a SLC en 2017. Zaque también mezcló y masterizó el primer maxi sencillo que Grasso lanzó, titulado 2 gramos (2018) que contó con la colaboración de Kev Cabrone. Luego Led produjo los beats, mezcló y masterizó De la noche y sus efectos (2018), la opera prima de Grasso en la que logró encontrar su propia voz. Por si esto fuera poco 2020 ha sido muy fructífero para él, pues le tocaría agregar sus rimas a un maxi sencillo de Zaque titulado El Ascenso (2020) y a No siempre, un track de De patios vacíos y corazones rotos (2020) de Doctor Destino, para luego lanzar su más reciente maxi sencillo titulado Médium (2020).

 

El primer acercamiento que Hazel tuvo con el hip hop y el rap ocurrió durante su adolescencia, ya que a los doce años descubrió a través del top de MTV a 50 Cent y Eminem. Posteriormente escuchó algunos tracks de rap en español como por ejemplo Cartel de Santa, no obstante aún no tenía un entendimiento claro de lo que era hip hop. Pero todo estaba por cambiar y la respuesta se encontraba en el lugar menos esperado: la casa de su abuela, ya que su tío Fancy Freak vivía ahí. Al respecto Luna narra “Una vez vino a ensayar todo Sonido Líquido, estaban el Niño, Led, Justiniani y todos ellos. Como mi tío estaba involucrado empecé a escuchar Odisea en el lodo por SFDK y Poesía difusa de Nach Scratch. También me pasó música de DJs como Kid Koala, DJ Shadow y RJD2 entre otros”. Así fue como surgió su pasión por el rap, que en sus palabras es “decir cosas amenas que al mismo tiempo van sobre un beat, eso es magia”. Además, en la secundaría conoció a Kev Cabrone y juntos escribieron muchas rimas que no grabaron, pero esa fue la semilla de su colaboración para lo que sería el primer maxi sencillo de Grasso, titulado 2 gramos (2018). De acuerdo con Bruno “Trabajar con Kev Cabrone fue muy fluido porque ya lo hacíamos desde la secundaria y aunque nos apartamos por un tiempo mantuvimos algo de contacto. De morros hablábamos sobre grabar con Sonido Líquido y en ese momento lo estábamos haciendo, era como ir a Disneylandia”. Ese mismo año Bruno Grasso trabajaría intensamente con Zaque y Fancy Freak para concretar su primer álbum titulado De la noche y sus efectos (2018).

 

En el cual logró ir un paso adelante y cristalizar su voz como rapero, desarrollando un estilo propio en el que reluce su pasión por los trabajos de ficción relacionados con la mafia italoamericana. “Para mí las cosas más importantes que me formaron ocurrían de noche. Sonido Líquido ensayaba de noche, las fiestas también ocurrían de noche y de ahí surgió la idea para el título, porque de noche aprendí cosas de la vida y el hip hop y sus efectos, son lo que yo soy ahora” apunta Bruno. Por otro lado Zaque aclara que pese a involucrarse con Grasso por Freak, está satisfecho con su ética de trabajo. “Cada vez que trabajamos ha sido satisfactorio porque entiende lo que pides de él y da todo su esfuerzo. Da gusto trabajar con él porque sé que lo que me esfuerce en mi trabajo va a ser correspondido por un esfuerzo equivalente”. Además agrega, “Pensándolo bien ahorita me doy cuenta de que Hazel se crió en la tradición del crew y sabe lo que se requiere para trabajar en sus cosas y lo facilita”. Es justamente por eso que lo incluyó como colaborador en su maxi sencillo El ascenso (2020).

 

Bruno se ha tomado esto como un aliciente, este 2020 ha colaborado con Doctor Destino en su más reciente LP titulado De patios vacíos y corazones rotos (2020), con No siempre. Un track en el que podemos apreciar un juego de voces con mucho flow que ambos realizan en el hook y como dos estilos contrastantes pueden complementarse mientras te hacen llevar el ritmo con el pie. Por otro lado ha lanzado Médium (2020), un maxi sencillo en el que nos damos cuenta que los demonios que lo atormentaban en su primer álbum, ahora se han convertido en sus aliados. Aunque independientemente de la continuidad que da a este y otros temas, Grasso continúa caracterizándose por buscar rapear cada vez mejor, seguir buscando rimas que sorprendan y maneras cada vez más naturales de decirlas. Lo mejor de todo, es que Hazel no tiene planes de dejar de rapear, al contrario, cada vez con más frecuencia se descubre a si mismo rimando en su cabeza, en lugar de estar escribiendo oficios. Pues en sus propias palabras “Hip hop es mi pasión. Si no lo hago, tiendo a ver la vida más negra y andar de mal humor. Hip hop ha influenciado todo, mi vida, mi forma de ser y mis decisiones”.

Escrita por: Edmeé García t.c.c. Diosaloca MX

PRESET VMX-88 publicada_edited.jpg

Bruno Grasso

Encabezando la sesión espiritista.

  • Facebook - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro