Eva

Eva

Selecta Ñuchiteca 

  • Instagram

Eva

 

Eva t.c.c. Eva Isabel Rangel González t.c.c. Selecta Ñuchiteca es una curadora musical y amante del hip hop originaria de San Jerónimo Ñuchita, Oaxaca. Su primer encuentro con el hip hop ocurrió de igual manera que para la mayoría de los latinoamericanos, es decir con Vanilla Ice, Ice Ice Baby, Hammer; pero a finales del siglo XX, cuando Eva tenía once años empieza a sentirse identificada con el género. Ella lo explica de la siguiente manera: “Mi hermano se robó estos disco de mi primo que vino de Chicago. Estaban el disco de Live Story de Black Rob, The Bachelor de Ginuwine y el de Chronic 2001 de Dr. Dre. Recuerdo que en el de Black Rob venía una canción llamada Espacio dónde salía Lil Kim, en el disco de Ginuwine está esa canción que se llama Holler, dónde salía una morra “Yo le pregunté a mi hermano si esta música era también para morras. Me dijo que no, pero yo insistí diciendo: cómo no, si están ahí rifando”. Luego añade: “Empezamos a buscar hip hop en los lugares donde conseguíamos música. Al principio mi hermano y yo escuchábamos lo mismo. Luego hubo un punto en el que le empezó a gustar la música de cholos y  eso ya no me latió. A los 16 o 17 años ya tenía discos separados de los que él escuchaba, aunque dentro del mismo género”.  Fue en esa época que Eva empezó a prestar oídos al hip hop en español: “Escuché a BocaFloja, Sociedad Café, Caballeros, Cartel de Santa, Violadores del Verso, Nach Scratch, el Sindicato Argentino del Hip Hop, Tiro de Gracia y la Mala. Trataba de consumir todo lo que llegaba a mis manos. En ese tiempo había una moda de grabar discos e intercambiarlos y eso hacía con algunas personas”.  Curiosamente lo que la atrapó del hip hop fueron los beats, aunque no sabía cómo hacerlos”, además  añade: “Me gustaba que hablaban de otras cosas, que no sólo eran de amor y desamor. Cuando era adolescente y escuchaba a a Bocafloja hablar sobre la resistencia social me gustaba”

 

Con respecto a su primer encuentro con la música de Sonido Líquido Crew, Eva aclara: “Conocí la música de Zaque, por un disco que se llama HHH 1, sólo pude tener la música, no la portada ni la contraportada ni nada, sólo el disco donde venían los tracks. Ese recopilatorio incluía Veneno, también escuché Exxxtracerdo de Eric el Niño. En ese tiempo iba en la prepa, tiempo después lo conocí en persona en la presentación de Bienvenido al Incendio de Eric el Niño. Me acuerdo que lo empecé a seguir por MySpace. Led me enseñó muchísima música que no conocía. Algunos tracks también pude empatarlos con un nombre, porque los había escuchado pero no sabía quienes estaban detrás de la música”. Tras ese primer encuentro, se verían de vez en cuando en algún evento, a veces sólo de lejos y en ocasiones llegaron a intercambiar algunas palabras.  En ese momento Eva no se imaginaba que un día terminaría por ser copartícipe de la fundación de Lado B, la división de DJs de Sonido Líquido Crew, pero la oportunidad se daría unos años después. De acuerdo con Eva: “Con Led lo que sucedió fue que pasaron varios meses en los que íbamos  a salir pero nos dejábamos plantados mutuamente. Así que lo logramos hasta 2010 y dos años después formalizamos nuestra relación. Luego en 2013, Led y Karim empezaron a frecuentarse más y Karim siempre hablaba de querer hacer fiestas. En agosto organizó su fiesta de cumpleaños a la que fue mucha gente y entre octubre y noviembre empezamos a platicar sobre hacer fiestas como las de Do Over, en las que tocaban varios DJs gringos. Karim decía: “¿por qué no tenemos fiestas así?”. Nuestra respuesta fue decirle que las hiciera”. Así surgió la susodicha división de DJs de SLC, que Karim y Daniel López t.c.c. Reick Uno, bautizaron como Lado B.

 

Claro que como todo evento, las fiestas de Lado B, no sólo necesitaron de DJs para sonorizarlas, también requirieron de todo un trabajo de producción, y justamente en ese aspecto la participación de Eva fue crucial. En sus palabras: “Al principio Lado B eran Daniel, Karim y Led. Ellos fueron los fundadores yo me gané mi lugar trabajando. Al final me encargué de la logística de muchas cosas como todas las preventas de las BBQs. Se tenía que armar un registro semanal de ventas y gastos. Hice los cálculos para saber cuánto íbamos a ganar con cuántas entradas y cuánto se iba a gastar en cada cosa, playeras, alimentos y demás. También pensamos que iba a ser casi todo el día y la banda iba a necesitar comida, porque luego hay eventos que organizan empresas grandes y a media tarde la gente está sin comer, bien malpasada. Nosotros no queríamos eso. Así que nos pusimos de acuerdo y decidimos que la  entrada incluyera alimentos y bebidas. Queríamos generar un sentido de hermandad”. Fue justamente en la primera BBQ en el año de 2016, que Eva se encontró a sí misma haciendo lo que nunca imaginó, es decir, armando un DJ set.  Ella lo explica diciendo: “Había un espacio al principio que nadie quería ocupar, eran dos o tres horas. Como para entonces ya tenía un conocimiento musical más amplio, Led me preguntó: “¿por qué no haces un DJ set?”. Me enseñó a usar las tornas, aprendí los principios de lo que hace un DJ y toqué como dos horas. Todo ese año me la pasé practicando porque quería tocar en el siguiente BBQ”.

 

De acuerdo con Eva, lo que más le gusta de hacer DJ sets es buscar la música, prepararlo y ver a la gente desinhibirse y dejarse llevar por el ritmo, moviéndose hasta que ella se va.  Sin embargo, le ha causado conflictos enfrentarse a la polarización de las reacciones de la gente al ver a una mujer DJ en el escenario. En sus palabras: “En realidad lidiar con el hate de la gente es rudo. Yo sólo ando promoviendo la música y a veces me llegan mensajes de odio. La última vez que toqué me pasó eso cuando terminé. Así que no tengo muchas ganas de seguir en la luz pública, pero si toca organizar alguna fiesta del crew,  voy a estar ahí apoyando”.  Luego agrega: “Sigo escuchando música, viendo sets y lo que la banda está haciendo en todo el mundo. Sé que hay un boom de mujeres DJs en Sudáfrica, hay muchas y está bien chido. También me gusta el dance hall que tocan las morras de Colombia en sus sets. Desde hace como cuatro años estoy perdida en un laberinto infinito de afrobeats y ahora lo ando espolvoreando con un poco de música folklórica mexicana y mucho del huapango de Moncayo con Alondra de la Parra”.  De tal forma que aunque su futuro como performer es incierto, su  pasión por la música y el descubrimiento de nuevos sonidos es una certeza absoluta. Así que si un día divisas a Eva con sus audífonos por las calles de la gran ciudad, lo más probable es que esté sonorizando su vida al ritmo del dance hall, el hip hop, los afrobeats y la salsa.

Escrita por: Edmeé García t.c.c. Edmeé Diosaloca Mx

Sonido Liquido Hip Hop Mexicano